Switch Language

Certificados de Calificación Energética

Hoy me gustaría hacerles una pequeña reflexión acerca de los certificados calificación energética de las viviendas.

Son muchos los clientes que contactan con nosotros para abordar el requisito impuesto por aquel Decreto que obliga a la propiedad que alquila o venda una vivienda, oficina o local a disponer de este documento.

El mismo decreto es el que habilita a los diferentes técnicos a poder firmar el certificado de calificación energética y es aquí donde entramos en el debate ya que muchas veces lo único que tiene peso en el asunto es el precio (lo más espiritual seguramente) pero pocas o ninguna vez se tiene en cuenta la cualificación del técnico que suscribe el documentos, lo único que queremos es “un papel para yo poder alquilar”.

Hasta ahora no sabemos muy bien a dónde va a llevarnos esto del certificado energético, ese “papel” que cuanto más barato nos salga mejor, pero como les comparto hoy ya hay unos indicios de por dónde se puede ir moviendo la cosa. Hay ciudades que se están planteando una serie de mejoras sobre los impuestos dependiendo a la calificación obtenida, habrán otras que seguramente sumen y no resten se irá viendo poco a poco.

La cuestión para mí es un error de base en esta obligatoriedad, no es posible que un Ingeniero Técnico Agrícola o Naval, por supuesto con todos mis respetos a un trabajo que desarrollan y que está totalmente fuera de mi alcance, esté habilitado para el mismo trabajo que un Arquitecto o arquitecto técnico. ¿Por qué? Pues desde mi punto de vista muy fácil, al igual que yo como arquitecto no conozco los intríngulis de un estanque, un barco, una red de riego, etc…un técnico de esas características, sin desmerecer insisto, no comprende o al menos no en profundidad el comportamiento de una envolvente, una serie de maquinarias, de una proposición de mejora, etcétera o al menos me cuesta creer que sea capaz de hacerlo en conjunto.

Después veo que pasan cosas como las de la imagen, estoy convencido de que nos iremos encontrando muchos casos de los que por haberse ahorrado una pequeña cantidad en un certificado de eficiencia energética hecho por un técnico cualificado va a repercutir gravemente en el pago de otro tipo de impuestos, tasas o similar, es por tanto por lo que la recomendación no puede ser otra que la de analizar con criterio el mercado de profesionales que están a su alcance. Ahorrar ahora puede salir muy caro en el futuro cercano, ya desde Europa se apunta al objetivo de consumo energético casi nulo en 2020. Ojo!

Espero que le haya servido para algo y les haga pensar que no todo es “un papel” por el que tengo que pagar para poder hacer algo sino que detrás hay muchas más cosas que solo los profesionales cualificados sabrán matizar con el criterio suficiente.

Buen días a todos!

sin comentarios


Please login to comment

Síguenos en Facebook

Cookwork

Diseñado por Murias Digital